Sábado 9 Dhul Hiyyah 1445 - 15 Junio 2024
Español

Moverse durante la oración

Pregunta

Algunas personas tocan su ropa, se limpian las uñas o miran el reloj mientras rezan, especialmente cuando el imam está recitando. Esto suele provocar molestias entre los fieles que se encuentran a su lado. ¿Cuáles son las normas al respecto?

Resumen de la respuesta

La norma básica sobre moverse mientras se reza es que es makruh, a menos que se haga por una razón. No hay un número específico de movimientos que invalide la oración, sino cualquier movimiento que contradiga la idea de la oración, en el sentido de que si alguien viera a este hombre haciendo eso parecería como si no estuviera rezando.

Alabado sea Dios.

Tipos de movimiento durante la oración

El Sheij Ibn 'Uzaimin (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) dijo que la regla básica sobre moverse mientras se reza es que es makruh, a menos que se haga por una razón. Sin embargo, puede dividirse en cinco categorías:

  1. Movimientos obligatorios
  2. Movimientos prohibidos
  3. Movimientos makruh
  4. Movimientos mustahab
  5. Movimientos permitidos

Movimientos obligatorios en la oración

Los movimientos obligatorios son aquellos de los que depende la validez de la oración. Por ejemplo, si una persona nota algo impuro en su ghutrah (pañoleta que cubre la cabeza de los hombres), tiene que moverse para quitárselo y quitarse el ghutrah. Esto se debe a que Yibril se acercó al Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) cuando estaba dirigiendo a la gente en la oración y le dijo que había algo sucio en su calzado. Así que el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) se lo quitó mientras rezaba y continuó rezando (narrado por Abu Dawud, 650; clasificado como sahih por Al Albani en Al Irwa, 284).

O si alguien le dice que no está orientado hacia la qiblah, debe moverse para orientarse correctamente.

Movimientos prohibidos en la oración

Los movimientos prohibidos son los movimientos continuos realizados sin razón, porque este tipo de movimiento invalida la oración, y todo lo que invalida la oración no está permitido, porque es como burlarse de los signos de Al-lah.

Movimientos mustahab en la oración

Los movimientos mustahab son aquellos que se realizan para hacer cosas que son mustahab en la oración, como si una persona se mueve para enderezar la fila, o si ve un hueco en la fila de enfrente, entonces se mueve hacia adelante mientras reza, o si hay un hueco en su fila y se mueve para llenar el hueco y otros movimientos similares que le permiten a uno hacer una acción que es mustahab, porque eso hace que la oración sea más perfecta y completa. Por eso, cuando Ibn 'Abbas (que Al-lah esté complacido con él) rezó con el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) y se paró a su izquierda, el Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) tomó su cabeza por detrás y lo hizo pararse a su derecha.

Movimientos permitidos en la oración

Los movimientos permitidos son pequeños movimientos hechos cuando hay una razón, o grandes movimientos hechos en casos de necesidad. Los pequeños movimientos realizados por una razón son como los que hizo el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) cuando estaba rezando y llevaba a Umamah, la hija de Zainab y nieta del Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él). Cuando se ponía de pie, la levantaba; y cuando se postraba, la bajaba (Al Bujari, 5996; Muslim, 543).

Los grandes movimientos en casos de necesidad incluyen rezar mientras se lucha. Al-lah dice (lo que en español se interpreta así): {Cumplan con la oración prescrita, y especialmente la oración de la tarde, y preséntense ante Al-lah con total devoción. Si tienen temor [en una situación de peligro], pueden orar de pie o montados, pero cuando cese el temor recuerden a Al-lah [en oración], que les enseñó lo que no sabían} [Corán 2:238-239].

Si una persona reza mientras camina, sin duda se está moviendo mucho, pero en casos de necesidad eso está permitido y no invalida la oración.

Movimientos makruh en la oración

Los movimientos makruh son todos los movimientos distintos de los mencionados anteriormente. Este es el principio básico relativo a los movimientos durante la oración.

Qué cantidad de movimiento invalida la oración

Basándonos en esto, decimos a aquellos que se mueven mientras rezan que su acción es makruh y desvirtúa su oración. Frecuentemente podemos ver a alguien jugueteando con su reloj, su bolígrafo, su ghutrah, su nariz, su barba, etc. mientras reza. Todo esto cae bajo la denominación de makruh, a menos que se haga mucho y sea continuo, en cuyo caso es haram e invalida la oración.

El Sheij Ibn 'Uzaimin (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) también afirmó que no hay un número específico de movimientos que invalide la oración, sino que es cualquier movimiento que contradiga la idea de la oración en el sentido de que, si alguien a una persona hacerlo, parecería que no está rezando. Este es el tipo de movimiento que invalida la oración. De ahí que los eruditos (que Al-lah los tenga en su misericordia) lo definieron como algo basado en la costumbre (al 'urf) y dijeron: "Si los movimientos son muchos y continuos, entonces invalidan la oración”, sin mencionar un número específico. Algunos eruditos definieron tres de tales movimientos, pero eso requiere evidencia, porque todo aquel que establece un cierto límite, número o manera debe presentar evidencia; de lo contrario, está imponiendo e introduciendo ideas sin evidencia" (Maymu' Fatawa As-Shaij, 13/309-311).

Le preguntaron al Sheij 'Abdul 'Aziz Ibn Baz (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) acerca de un hombre que se movía mucho mientras rezaba, si eso invalidaba su oración y cómo podía librarse de este hábito.

Él (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) respondió: "La Sunnah consiste en concentrarse en la propia oración con la humildad adecuada, en cuerpo y alma, tanto si se trata de una oración obligatoria como de una oración nafl, porque Al-lah dice (lo que en español se interpreta así): {Bienaventurados los creyentes que en sus oraciones son humildes [ante Al-lah]} [Corán 23:1-2].

Debe rezar con tranquilidad y dignidad. Este es uno de los pilares y obligaciones más importantes de la oración, porque el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) le dijo a uno que rezaba mal y no estaba tranquilo y solemne en su oración: ‘Vuelve y reza porque no has rezado’. Y lo hizo tres veces. Entonces, el hombre dijo: ‘Oh, Mensajero de Al-lah, por Quien te envió con la verdad, no puedo hacer nada mejor que esto, enséñame’. El Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: ‘Cuando te levantes a rezar, haz bien el wudu’, luego oriéntate a la qiblah y di el takbir, y recita lo que puedas del Corán. Luego inclínate hasta que te sientas a gusto inclinándote, luego levanta la cabeza hasta que estés de pie erguido. Luego prostérnate hasta que te sientas a gusto en la prosternación, luego siéntate hasta que estés bien sentado y te sientas a gusto. Luego póstrate hasta que te sientas a gusto en la postración, luego levántate hasta que estés de pie y erguido. Luego haz eso durante toda tu oración’".

Según una versión narrada por Abu Dawud, dijo: "Luego recita la Esencia del Corán (Al Fatihah) y lo que Al-lah quiera".

Este hadiz sahih indica que sentirse a gusto en las posturas es un pilar o parte esencial de la oración, y una obligación importante, sin la cual la oración no es válida. No es válida la oración de quien se mueve demasiado rápido, como picoteando. Jushu’ (concentración y humildad adecuadas) es la esencia de la oración. Está prescrito que el creyente tenga en cuenta esto y se esfuerce por conseguirlo.

Con respecto a definir los movimientos que interrumpen la concentración en la oración y limitarlos a tres movimientos, no hay ningún hadiz del Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) que apoye esta idea. Más bien, es la sugerencia de algunos eruditos para la que no hay pruebas fiables.

Pero es makruh estar inquieto durante la oración, como tocarse la nariz, la barba o la ropa y distraerse con ello. Moverse mucho invalida la oración, pero si se hace un poco, según la costumbre, o se hace mucho pero no es continuo, la oración no se invalida. No obstante, está prescrito que el creyente mantenga la concentración y la humildad adecuadas, y que evite moverse, sea poco o mucho, y que se esfuerce porque su oración sea perfecta.

La evidencia de que los pequeños movimientos, o los movimientos repetidos que no son continuos, no invalidan la oración es el informe que dice que el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) le abrió la puerta a 'Aishah un día mientras rezaba (narrado por Abu Dawud, 922; An-Nasa’i, 601; clasificado como sahih por el Sheij Al Albani en Sahih At-Tirmidhi, 601). 

Y fue probado en el hadiz de Abu Qatadah (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) que el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dirigió a la gente en la oración un día mientras cargaba a Umamah, la hija de Zainab, y cuando se postró la puso en el suelo y cuando se levantó la recogió (Fatawa 'Ulama Al Balad Al Haram, 162-164).

Para más información, consulte esta respuesta: 87749 .

Y Al-lah sabe más.

Origen: Islam Q&A