Jueves 1 Dhul Hiyyah 1443 - 30 Junio 2022
Español

Tratar la adicción a la pornografía de su esposo

Pregunta

Soy una mujer que lleva casada un mes y medio. Descubrí que mi esposo mira pornografía, y me siento muy amargada y triste, y mi vida ha cambiado de felicidad a miseria. Amo a mi esposo, pero no puedo aceptar esta situación. Vivo en el extranjero con él, y esperaba que fuera un esposo ideal para mí. No niego que me trate con amabilidad, pero me deterioré psicológicamente después de enterarme de este asunto. Siempre estoy llorando y en silencio, lo cual está completamente fuera de lugar para mí. Pensé en ir a un psicólogo que pudiera ayudarme a resolver mi problema, pero debido a que vivo en Occidente y no tengo amigos aquí, es difícil para mí ir sin decírselo a mi esposo, porque no quiero que sepa que estoy buscando ayuda de un médico especialista. También me dijo que es fumador, y yo no lo sabía antes de casarme o incluso por un tiempo después de casarme. He empezado a pensar que él no está disfrutando de la intimidad conmigo, o que no está contento conmigo. Espero que pueda ayudarme a saber cómo tratar con mi esposo. ¿Qué el mire fotos y clips del tercer sexo, que parecen mujeres, pero tienen genitales masculinos, significa que es homosexual?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

Muchos hombres jóvenes hoy en día de nuestra ummah se enfrentan a la adicción a la pornografía, porque está muy accesible en línea. Este tipo de adicción hace que una persona no pueda contentarse con la intimidad permisible de la vida real con su esposa, porque es adicta a una realidad virtual prohibida y debido a que se adecua a sus caprichos y deseos.

El problema no es simplemente si se siente feliz contigo y si disfruta de la intimidad contigo; más bien tiene que ver con su adicción a ver a otras mujeres, especialmente porque lo hizo en el primer mes de casados.

Esta adicción es una enfermedad que necesita una solución.

Algunas de las mejores y más efectivas soluciones para una adicción incluyen: mantenerse alejado voluntariamente o de alguna otra manera, de la fuente de esta adicción; mantenerse ocupado con las cosas que benefician a la persona en este mundo o en el más allá; y visitar a un psicólogo que pueda intervenir con medicamentos y terapias conversatorias, si es necesario.

Esto requiere un esfuerzo de su parte para ayudarlo a abandonar esta adicción, tratando de distraerlo de los dispositivos electrónicos que le abrieron la puerta a eso, y hablándole sobre investigaciones que advierten contra la adicción a estos dispositivos. También puede tratar de llenar su tiempo con asuntos beneficiosos, tanto mundanos como religiosos, y ayudarlo a esforzarse por obedecer a Allah, el Señor de los Mundos.

Si encuentra que es reacio y rechaza estos intentos, entonces puede sugerirle que vaya a un psicólogo, para tratar de deshacerse de su adicción a estos dispositivos y los síntomas de ansiedad que resultan de ellos.

Le aconsejamos, con carácter de urgencia, que consulte a una asesora femenina confiable y religiosamente comprometida, incluso si es en línea, para que pueda asesorarla en detalle sobre cómo manejar diferentes temas de la vida cotidiana con su esposo, y su relación matrimonial en particular.

Tenga en cuenta que no está permitido divulgar detalles de su relación matrimonial y similares a ningún hombre que no sea su padre, ya sea psicólogo o de otro tipo, debido a que esto puede llevar a abrir la puerta a la tentación o al enamoramiento prohibido.

En resumen, su objetivo aquí es que logre distraerlo de lo demás, y contentarlo con lo que es halaal para que no busque lo que está prohibido. Esfuércese mucho para lograr esto y busque la recompensa en Allah respecto a este importante asunto.

Con respecto a él mirando clips del tercer sexo – que Allah nos guíe a nosotros y a él – este es un comportamiento perverso, porque está disfrutando, mirando algo que es perverso. Pero eso no significa necesariamente que sea homosexual, porque un hombre homosexual no suele disfrutar mirando formas femeninas; más bien es exactamente lo contrario.

Le pedimos a Allah que nos guíe y a usted, porque Él, glorificado sea, realmente es capaz de hacerlo.

Y Allah sabe más.

Origen: Islam Q&A