Jueves 14 Dhul Hiyyah 1445 - 20 Junio 2024
Español

Descripción de la oración fúnebre (salat al yanazah)

Pregunta

Por favor, explíquenos como se debe ofrecer la oración fúnebre, según fue enseñada por el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él), porque hay muchas personas que no la conocen.

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

El Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) y sus compañeros (que Al-lah esté complacido con ellos) explicaron cómo debe realizarse la oración fúnebre de la siguiente manera: 

Se pronuncia el primer takbir (Al-lahu Akbar), luego busca refugio en Al-lah del maldito Shaitán, luego dice “Bismil-lah ir-Rahman ir-Rahim” y recita Al Fatihah seguida por una sura corta o algunas aleyas. Luego pronuncia el takbir y pide bendiciones sobre el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) como lo suele hacer al final de la oración. Luego pronuncia un tercer takbir y realiza el du’a por el difunto. 

Lo mejor es decir en el du’a: “Al-lahumma ighfir lihaiena wa maietina wa shahidina wa gha’ibina wa saghirina wa kabirina wa dhakarina wa unzana. Al-lahumma man ahiaitahu minna fa ah-ihi ‘alal Islam wa man tawaffaitahu minna fa tawiffahu ‘alal imán. Al-lahumma ighfir lahu warhamhu wa ‘afihi wa a’fu ‘anhu, wa akrim nuzulahu wa wassi’ madjalahu waghsilhu bil ma’ waz-zalyi wal barad, wa naqqihi min al jataia kama iunaqqa’ az-zawb al abiad min ad-danas. Al-lahumma abdilhu daran jaira min darihi wa ahlan jaira min ahlihi. Al-lahumma adjilhu al yannah wa a’idh-hu min ‘adhabil qabri wa min ‘adhabin-nar wa afsah lahu fi qabrihi wa nawwir lahu fihi. Al-lahumma la tahrimna ayrahu wa la tadil-lana ba’dahu” (¡Oh, Al-lah! Perdona a nuestros vivos y a nuestros muertos, a los presentes y a los ausentes, a nuestros jóvenes y ancianos, a nuestros hombres y mujeres. ¡Oh, Al-lah! A quien mantengas vivo, mantenlo dentro del Islam; y a quien le designes la muerte, que muera en la fe. ¡Oh, Al-lah! Perdónalo y ten piedad de él, mantenlo sano y salvo, y ten piedad de él, honra el lugar en el que se establezca y haz que su entrada sea vasta; purifícalo con agua, nieve y granizo, y límpialo del pecado, así como a una prenda se le quita su suciedad. ¡Oh, Al-lah! Dale una casa mejor que su casa, y una familia mejor que su familia. ¡Oh, Al-lah! Admítelo en el Paraíso y protégelo del tormento de la tumba y el Fuego del Infierno; haz que su tumba sea espaciosa y llena de luz. ¡Oh, Al-lah! No nos prives de la recompensa y no dejes que nos extraviemos después de esto). 

Todo esto fue dicho por el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él ). Si usted realiza el du’a con otras palabras, estará bien; por ejemplo, puede decir: “Al-lahumma in kana muhsinan fa zid fi ihsanihi wa in kana musi’an fa tayawaz ‘an saie’atihi. Al-lahumma ighfir lahu wa zabbit-hu bil qawli az-zabit” (¡Oh, Al-lah! Si ha sido una persona de buenas acciones, entonces aumenta esas buenas acciones; si ha sido una persona de malas acciones, entonces ignóralas. ¡Oh, Al-lah! Perdónalo y dale las fuerzas para decir lo correcto).  

Luego pronuncia un cuarto takbir y realiza una pausa por unos momentos, luego pronuncia un taslim hacia la derecha, diciendo: “As-salamu ‘alaikum wa rahmatul-lah”.

Y Al-lah sabe más.

Origen: Ver Kitaab Maymu’ Fataawa wa Maqaalaat Mutanawwi’ah li Samaahat al-Sheij ‘Abd al-‘Aziz ibn ‘Abd-Allaah ibn Baaz (que Allah tenga piedad de él), vol 13, p