Viernes 8 Dhul Hiyyah 1445 - 14 Junio 2024
Español

¿Está permitido hablar con otros durante el i'tikaf?

Pregunta

¿Es cierto que uno no debe hablar con otros durante el i'tikaf?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

I'tikaf significa permanecer en la mezquita para adorar a Dios, que Él sea glorificado y exaltado. 

El propósito del i'tikaf es que el individuo dedique su tiempo a adorar a Dios, que Él sea exaltado, lejos de todo lo que pueda distraerlo. Por lo tanto, el Mensajero (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él) solía observar el i'tikaf en una pequeña tienda dentro de la mezquita, de modo que este lugar sería solo para la persona que estaba observando el i'tikaf y no se distraería con otras personas en la mezquita, ya que no podía verlos y no podían verlo. 

Esto es lo que la persona que está observando i'tikaf debe estar dispuesto a hacer, pero si habla brevemente a algunas de las personas, o alguien viene a visitarlo y habla con él, no hay nada de malo en eso. 

Pero esta conversación debe ser en voz baja, para no distraer a ninguno de los que recuerdan a Dios, que Él sea exaltado, leyendo el Corán o rezando en la mezquita. 

Y esta charla debe ser breve y no debe distraerlo del propósito del i'tikaf. 

Al-Bujari (2035) y Muslim (2175) narraron de ‘Ali ibn Husayn que Safiyyah – la esposa del Profeta (la paz y las bendiciones de Dios desciendan sobre él) – le dijo que ella vino al Mensajero de Dios (la paz y las bendiciones de Dios desciendan sobre él) para visitarlo cuando estaba en i'tikaf en la mezquita durante los últimos diez días del mes de Ramadán, y ella le habló por un tiempo, luego se levantó para irse, y el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios desciendan sobre él) se levantó con ella. 

Ibn Daqiq al-‘Eid (que Dios tenga misericordia de él) dijo en al-Ihkaam (2/45):

Este hadiz indica que es permisible para una mujer visitar a quien está en i'tikaf y es permisible hablar con el que está en i' tikaf. Fin de la cita.

El Shéij Ibn ‘Uzaimín (que Dios tenga misericordia de él) dijo:

Las obras del que está en i'tikaf se pueden dividir en varias categorías: las que son permisibles, las que se prescriben y se alientan, y las que están prohibidas. 

En cuanto a los que se prescriben, debe centrarse en adorar a Dios y tratar de acercarse a Él, porque esta es la esencia y el propósito del i'tikaf. Por lo tanto, se limita a las mezquitas (y no se puede hacer en otro lugar). 

Otra categoría es la que está prohibida, que se refiere a cualquier cosa que sea contraria al i'tikaf, como si la persona fuera a salir de la mezquita sin excusa, o para comprar o vender, o para tener relaciones sexuales con su esposa, y otros actos que cancelarían el i'tikaf porque son contrarios a su propósito. 

La tercera categoría es lo que está permitido, como hablar con la gente, preguntarles cómo están y otras cosas que Dios, exaltado sea, ha permitido a quien está observando el i'tikaf. 

Fin de la cita de Majmoo‘ Fataawa wa Rasaa' il al- ‘Uthaymeen (20/175-176) 

Él también dijo

No hay nada de malo en que hable brevemente con sus compañeros que están con él en i'tikaf o que han venido a visitarlo. 

Fin de la cita de Yalasaat Ramadaniiah (18/15) 

Él también dijo

I'tikaf: ¿es lo que significa que algunos amigos se reúnen en un rincón de la mezquita para hablar de asuntos sin importancia y aquello en lo que no hay beneficio, o es el propósito de dedicarse a adorar a Dios, que Él sea glorificado y exaltado? Este último es el propósito de la misma, así que tenga cuidado de perder este precioso tiempo en hablar con sus amigos y perder el tiempo. Pero si hablas con ellos a veces, no hay nada de malo en eso, porque el Profeta (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él) habló con su esposa Safiyyah bint Huyayy (que Dios esté complacido con ella) por la noche, luego se levantó para llevarla de regreso a su casa.

Fin de la cita de al-Liqa’ash-Shahri (70/8) 

El Shéij Ibn ‘Uzaimín (que Dios tenga misericordia de él) dijo:

Con respecto a hablar en la mezquita: si se trata de asuntos mundanos y es una conversación entre hermanos y amigos sobre algunas de sus preocupaciones mundanas, si es breve, entonces no hay nada de malo en ello, inshAllah, pero si continúa extensamente, entonces es makruh. Es makruh tomar las mezquitas como lugares para hablar de asuntos mundanos, porque fueron construidas para el recuerdo de Diosá, leer el Corán, ofrecer las cinco oraciones diarias y otras buenas acciones, como ofrecer oraciones supererogatorias, observar i'tikaf y celebrar círculos de estudio. 

Pero con respecto a tomarlos como lugares para conversar sobre asuntos mundanos, eso es makruh, pero un poco de eso, si es necesario, cuando se saluda al hermano con salaam cuando se lo encuentra, y se le pregunta cómo están él y sus hijos, y así sucesivamente, o se habla de asuntos mundanos, siempre y cuando eso no se prolongue y se haga brevemente, no hay nada de malo en eso. 

Fin de la cita de Fataawa Noor ‘ala ad-Darb (2/706) 

Para obtener más información, consulte las respuestas a las preguntas núms.  49007  y 106538

Y Dios sabe más.

Origen: Islam Q&A